Buscar
  • Disens.arquitectos

Rehabilitación y tradición

Actualizado: ago 24

En canarias contamos con una arquitectura vernácula aun bastante arraigada en nuestra sociedad. Arquitectura que no tiene un único constructor, que no es tomada como obra de arte o deleite arquitectónico, no existe documento escrito sobre la misma, y ni tan siquiera el propio grupo social que hace uso de ella la valora. Este es el caso de lo que muchos han denominado como construcciones vernáculas o construcciones de la necesidad.


Obras que han sido elaboradas para dar respuesta a una carestía de recursos o un uso controlado de los mismos; y que, en numerosas ocasiones, no son valoradas por encontrarse en enclaves agrícolas y ganaderos, o estar en desuso.



El territorio canario es portador de una importante masa de construcciones vernáculas que, al tratarse de un territorio en el que la lejanía geográfica marca su idiosincrasia, ha tenido que hacer uso de la tecnología y la explotación de los recursos naturales, entre otros, para dar respuesta a numerosas necesidades.


Cuando hay que intervenir en un edificio, lo primero que se hace es una visita de inspección previa, en la que se recogerá el máximo de datos referentes a la propiedad, al autor del edificio y al inmueble. Se trata de deducir su estado actual de conservación y mantenimiento, con especial atención a los daños existentes y a los posibles procesos patológicos por él sufridos. Conviene realizar croquis y reportajes fotográficos. Para recabar todos los datos históricos, administrativos, urbanísticos, etc., que podamos obtener del edificio es necesario contar con una completa documentación. En ocasiones puede ser conveniente llevar a cabo esta fase con anterioridad a esa primera visita al edificio. Con posterioridad hay que proceder al levantamiento de la planimetría del edificio incluyendo planta, alzados, secciones, detalles constructivos mapas de lesiones, etc. Para ello es imprescindible el apoyo de técnicos especializados.

Ponemos en manifiesto tres viviendas de este tipo que hemos rehabilitado siguiendo un proceso exhaustivo y diferente en cada una de ellas.

En estos tres proyectos se partieron de las mismas premisas; respetar la esencia de lo rural.

1 - Rehabilitación y ampliación de Vivienda en El Palmar, Teror.

Con esta intervención se busca la armonía entre lo existente y los elementos de ampliación y rehabilitación de la vivienda.

Lo principal a tener en cuenta antes de proyectar en una casa como esta, son las patologías, éstas nos ayudarán a tener una idea del estado de los elementos estructurales y de a qué podemos aferrarnos para conseguir un proyecto exitoso.

























En este caso, descubrimos los muros de piedra, de un espesor bastante optimo para integrar estos elementos en el proyecto, los cuales adquieren un papel fundamental a la hora de conseguir y estructurar la esencia que se busca en todo el proceso de recuperación.

Como se puede apreciar en las imágenes finales, siempre están presentes los muros de piedra originales de la vivienda, dotando de historia cada uno de sus rincones.

2 - Rehabilitación y ampliación de Vivienda en Cuesta la Grama. Santa Brígida.


En esta vivienda al igual que la anterior, también quedaron al descubierto los muros de piedra que estructuraban el espacio. Sin embargo aparte de integrarlos en el conjunto arquitectónico, se nos presentaba algo mas complejo: Las humedades


Este problema está constantemente presente en las islas. En este caso el bienestar y la calidad del aire interior es de carácter prioritario.


La humedad se produce cuando hay una presencia de agua en un porcentaje mayor al considerado como normal en un material o elemento constructivo.

La humedad puede llegar a producir variaciones de las características físicas de dicho material. En función de la causa podemos distinguir cinco tipos distintos de humedades:

  • DE OBRA: es la generada durante el proceso constructivo, cuando no se ha propiciado la evaporación mediante un elemento de barrera.

  • HUMEDAD CAPILAR: es el agua que procede del suelo y asciende por los elementos verticales.

  • HUMEDAD DE FILTRACIÓN: es la procedente del exterior y que penetra en el interior del edificio a través de fachadas o cubiertas.

  • HUMEDAD DE CONDENSACIÓN: es la producida por la condensación del vapor de agua desde los ambientes con mayor presión del vapor, como los interiores, hacia los de presión más baja, como los exteriores.

Nos enfrentamos a ello con la solución que mejor se adapta a las necesidades de la vivienda.


¿Quieres rehabilitar una vivienda y no sabes por donde empezar? Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantandos en ayudarte en tus futuros proyectos.

18 vistas

Disens arquitectos

Llámanos       828 05 30 37

Encuéntranos  C/ Viera y Clavijo nº11, planta primera, oficina 5. Las Palmas de Gran Canaria Spain 35002

Contáctanos   info@disens.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram